Novetats Consultoria Asserco

APLICACIÓN DEL TIPO REDUCIDO DEL IVA 10% EN LA RENOVACIÓN Y REPARACIÓN DE VIVIENDAS

 

¿QUIEN LO PUEDE APLICAR?

 

Los albañiles, fontaneros, electricistas, pintores, carpinteros… El tipo reducido NO se aplicará a los servicios profesionales llevados a cabo por arquitectos o aparejadores, sino que va enfocado a lo que coloquialmente denominamos “chapuzas”.

 

 

 

¿CUANDO?

 

Cuando se cumplan TRES condiciones según se establece literalmente en el marco legal vigente:

 

 

 

Primera condición.-Que el destinatario sea persona física, no actúe como empresario o profesional y utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular.También se comprenderán en las citadas ejecuciones de obra cuando su destinatario sea una comunidad de propietarios.” Por lo tanto puedes beneficiarte del tipo reducido del 10% de IVA tanto si eres el propietario de la vivienda o arrendatario de la misma, siempre y cuando el destino de la vivienda sea para uso particular y no esté afecta a actividades económicas. Asimismo también se aplica a las comunidades de propietarios cuando las viviendas estén destinadas a uso particular y las obras se realicen sobre las zonas comunes.

 

 

 

Segunda condición.-Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.  Este punto es muy importante, ya que el tipo reducido va dirigido a la renovación y reparación de viviendas que no sean de nueva construcción, sino que hayan pasado al menos dos años desde que se terminaron.

 

 

 

Tercera condición.- Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40 por ciento de la base imponible de la operación.” Es decir, que la mayor parte de la factura se deba a los servicios de reparación realizados y no a los materiales y otros componentes que queden incorporados a las viviendas.

 

 

 

Por último, si sois los ejecutores de las reparaciones y aplicáis el tipo reducido, deberéis pasarle a vuestro cliente una declaración o certificado para que os la firme, donde se haga constar que se cumplen las tres condiciones indicadas anteriormente.